Canal RSS

Archivo de la etiqueta: vida práctica

10 principios Montessorianos para llevar a casa

Me gustaría compartirles algunos principios fundamentales Montessorianos para que practiquen en casa. Estos principios son relevantes para cualquier niño en edad preescolar.

1. Debes SEGUIR al niño. Este es el más importante principio de todos y debe seguirse a cualquier edad. Debemos respetar y honrar el interés y la necesidad de cada uno de nuestros hijos.

2. Dale a tu hijo la libertad de explorar en espacios cerrados y abiertos por igual, siempre y cuando sea seguro y utilice esa libertad de manera positiva.

niñosnaturaleza

3. Dale a tu hijo la oportunidad de utilizar las manos tanto como sea posible. Tu hijo debe estar expuesto a todas las experiencias concretas que tengan que ver con el uso de sus manos para después lograr la abstracción de conceptos.

4. Promueve todo tipo de ejercicios de Vida Práctica y Sensorial. Estos ejercicios promueven su independencia, coordinación, concentración y orden. Además, estos ejercicios son una preparación indirecta para otras áreas de aprendizaje como matemáticas y lenguaje.

DiegoCI

5. Ten utensilios y materiales de su tamaño a la mano en cajones y estantes de fácil acceso, esto promueve la repetición de ejercicios.

6. No interrumpas sus ciclos de trabajo (o juego).  Dale la oportunidad de ir construyendo períodos de concentración cada vez más largos.

7. Evita los premios y castigos. Dale la oportunidad de reconocer su propio esfuerzo y de sentir satisfacción después de lograr una tarea.

8. Muéstrale cómo. Cuando no sepa cómo utilizar algo, hazle una demostración con secuencia de pasos. Que tus movimientos sean lentos y precisos.

9. Que el ambiente que lo rodea sea ordenado y atractivo. El orden externo promueve el orden interno y la inteligencia.

juguetesorden

10. Cuando le ofrezcas una actividad nueva,  revisa que aisle una sola dificultad (si se trata de clasificar colores, que solo sea esa cualidad. No incluyas cualidades como tamaño y  forma en el mismo ejercicio). Cuando se trata de una sola dificultad el error será tan evidente, que lo detectará solo.

Visita: http://www.montessoriqro.com

http://livingmontessorinow.com/2011/03/08/top-10-montessori-principles-for-natural-learning/

Montessori en Casa: La recámara del niño

La recámara de tu hijo, es el único lugar de la casa que realmente le pertenece. Aun cuando comparta este espacio con algún hermano, existen áreas que le pertenecen de forma exclusiva. Si quieres poner en práctica algunos de los principios Montessori, todo en la recámara de tus hijos debe de ser de su tamaño, es decir, que ello puedan obtener lo que desean sin tu ayuda.

Camas

Montessori recomendaba que desde bebés los niños durmieran en colchones en el suelo y así  poder bajar de la cama y moverse libremente una vez que el período de sueño haya terminado. Una muy buena idea es cubrir la cama con una colcha o edredón, en lugar de sábanas y cobijas,  ya que de esta forma le será mucho más fácil tenderla.

Vida Práctica

A los niños pequeños les facina ayudar en las labores de la casa.

Hacer la cama. Muéstrale como extender el edredón encima de la cama y colocar su almohada en el lugar correcto. Pídele que lo haga todos los días.

Guardar y doblar la ropa. Lo ideal es que el clóset sea de su tamaño, que el pueda colgar la ropa en el clóstet y sacar ropa de los cajones sin ninguna dificultad.  Poner una etiqueta con letra o dibujos del contenido del cajón, es una excelente manera de mostrarle lo que podrá encontrar en el interior.

Seleccionar y clasificar es una actividad natural en los niños. Una vez que la ropa de tu hijo esté lavada, ponla sobre su cama y pídele que la doble y la clasifique por tipo de ropa (calcetines, calzones, playeras, etc.), por colores o por texturas. Después pídele que acomode la ropa en el cajón correspondiente.

Sacudir. Dale un trapo a tu hijo y pídele que te ayude a sacudir los muebles que se encuentran en la recámara. Muéstrale cómo desaparece el polvo una vez que pasa el trapo por la superficie del mueble. Ten el trapo en un lugar visible y fijo, ya sea en la recámara o en la cocina, para que el pueda limpiar cuando quiera.

Visita: www.montessoriqro.com

 

Fuente: Britton, Lesley. (1992). Montessori Play and Learn: A Parents Guide to Purposeful Play From Two to Six. New York. Crown Publishers, Inc.

A %d blogueros les gusta esto: