Canal RSS

Archivo de la etiqueta: filosofia

Lo que se puede y lo que no se puede dentro de un ambiente en el Colegio Montessori de Querétaro

loquesiyloqueno

Uno de los mayores retos que enfrentamos en el Colegio Montessori de Querétaro es aquel que tiene que ver con la creencia de que “en Montessori, los niños hacen lo que quieren”. Esta creencia, por demás infundada, ha dañado la imagen de la filosofía, haciendo creer a los papás, que no existen límites, ni disciplina dentro de un ambiente de trabajo.

Aquí enlisto algunas cosas que se pueden y no  se pueden hacer:

 

 

Lo que se puede

Lo que no se puede

– Los niños tienen la libertad de elegir con qué material trabajar

– No podrá tomar material que no haya sido mostrado por la guía previamente.

– Los niños puede tomar un material y repetirlo las veces que así lo deseen.

– Los niños no pueden tomar el material que esté siendo utilizado por alguien más, tendrá que esperar a que el niño que lo esté trabajando, lo termine y lo regrese a su lugar.

– Los niños tienen la libertad de desplazarse (moverse) libremente por el ambiente.

– No está permitido correr .

– Los niños pueden observar el trabajo de los demás.

– Un niño no puede interrumpir a otro. Para poder observar a otros, el niño debe permanecer en silencio y con las manos atrás.

– Los niños tienen la libertad de platicar dentro del salón.

– No pueden gritar. Deben hablar en tono de voz bajo de tal manera que no interrumpan el trabajo de los demás.

 

 

En el Colegio Montessori de Querétaro estamos convencidos de que un ambiente en donde existen límites  y reglas claras propicia en los niños seguridad y estructura, lo que permitirá el desarrollo de su potencial.

¿Sigues pensando que en Montessori los niños hacen lo que quieren?

 

 

Visita: www.montessoriqro.com

 

¿Cómo aprenden los niños en Montessori?

Image

El uso de los materiales Montessori está basado en la aptitud particular del niño por aprender; aptitud que la Dra.Montessori identificó como “La Mente Absorbente”. En sus escritos, ella comparó con frecuencia la mente joven a una esponja. La mente del niño literalmente absorbe la información del medio ambiente. El proceso es particularmente evidente en la manera en que un niño de dos años aprende su lengua materna sin ninguna instrucción formal ysin el esfuerzo consciente y tedioso que un adulto debe hacer para dominar un segundo idioma. Adquirir información de esta manera, es una actividad natural y maravillosa para el pequeño, ya que usa todos sus sentidos para investigar sus alrededores.

El niño retiene esta habilidad para aprender hasta los siete años. La Dra. Montessori dedujo que sus experiencias podrían enriquecerse en un aula en donde el niño pudiera manipular materiales que le proporcionaran una educación básica. Por más de 60 años se ha comprobado la teoría de Montessori que el niño puede aprender a leer, escribir y calcular,de la misma manera natural en que aprende a caminar y hablar. En un aula Montessori, el material invita al niño a aprender de esta forma -por sí mismo y cuando se encuentre preparado.

La Dra. Montessori enfatizó que la mano es la principal maestra del niño. Para que el niño pueda aprender debe haber concentración, y la mejor manera para que el niño se concentre es fijando su atención en el trabajo que efectúa con sus manos. (Un adulto que trabaja sin propósito en varias cosas a la vez es consecuencia de la falta de práctica en concentrarse en un trabajo determinado. Todo el material del aula Montessori, permite al niño reforzar sus impresiones invitándolo a usar sus manos para aprender. 

Texto tomado del libro “Una guía para padres al aula Montessori” de Aline D. Wolf.

Si quieres conocer más acerca de nosotros visita: www.montessoriqro.com

A %d blogueros les gusta esto: