Canal RSS

Archivo de la etiqueta: colegio montessori de queretaro

Exploración y Conocimiento del Medio en el Colegio Montessori de Querétaro

María Montessori creía que eran necesarias dos cosas para que los niños crecieran y se convirtieran en seres humanos de paz: el conocimiento y la  conciencia de la interdependencia entre todos los seres que habitamos el cosmos y el sentido de gratitud que proviene de la misma.

Es a través de esta educación Cósmica, que los niños reciben lecciones que les permiten desarrollar esa conciencia y gratitud hacia las generaciones previas y a los beneficios recibidos. A través de diversas experiencias, los niños están expuestos no solamente a la convivencia con humanos, sino a todo tipo de formas de vida y elementos en la naturaleza, animales (existentes y extintos), plantas, rocas, océanos, bosques e incluso moléculas de partículas atómicas.

Gracias a estos aprendizajes, los niños desarrollan un sentido de importancia, propósito y responsabilidad que llevan a su vida adulta y que les permite elegir una vocación que los haga sentirse plenos.

 

 

Visita: http://www.montessoriqro.com

El Gran Mito sobre Montessori

¿Cuántas veces hemos oído que en Montessori “los niños hacen lo que quieren?

Este es el principal mito alrededor de la Educación Montessori. Cuando la gente hace ese tipo de comentarios sin saber, dan por hecho que en un ambiente (salón de clases), los niños no tienen estructura, trabajan sin orden,  sin ningún objetivo y aparentemente sin ningún control. Nada más alejado de la realidad.

Te invitamos a que eches un vistazo a lo que pasa dentro de un ambiente en el Colegio Montessori de Querétaro.

 

 

¿Sigues creyendo que los niños hacen lo que quieren?

Visita: http://www.montessoriqro.com

El Silencio, La Meditación y la Atención Plena

La época que nos tocó vivir está llena de ruido y estrés. Nuestra rutina está acompañada de aparatos electrónicos que emiten sonidos fuertes todo el tiempo. Automóviles, iPod, teléfonos celulares, computadoras, teléfonos, televisión, etc. Cada vez es más difícil que las personas nos “desconectemos” de estos aparatos y que pasemos tiempo en silencio. No debería sorprendernos que los niños de nuestra era hablen fuerte o griten casi todo el tiempo ya que están compitiendo contra todo el ruido que los rodea para ser oídos. Es una pena que pocos conozcan y disfruten el silencio.

El silencio promueve la contemplación, la meditación y los ejercicios de conciencia, o atención plena.

Estudios realizados en programas de Atención plena en escuelas han encontrado que las prácticas regulares de ejercicios de conciencia, meditación, respiración, mejora considerablemente el autocontrol en los alumnos, aumenta la participación, el respeto por los demás, la felicidad, el optimismo y la auto aceptación. Los ejercicios de conciencia reducen la actividad en la amígdala, el centro emocional en el cerebro encargado de las reacciones por miedo y estrés.

María Montessori incorporó el silencio como una herramienta mágica dentro del ambiente de trabajo.
Los ambientes de Casa de niños del Colegio Montessori de Querétaro  son buen ejemplo  de una práctica de atención plena, meditación, contemplación y silencio. Algunos ejercicios que utilizamos para promover estas prácticas, son:

La Mesa de Observación

Ejercicios de Vida Práctica

El Juego del Silencio

Ejercicios de Vida Práctica

Ejercicios en la Línea

caminandoenlalinea

 

 

 

Visita: www.montessoriqro.com

 

Lección de Tres Períodos (tiempos)

En el Colegio Montessori de Querétaro la utilizamos la “Lección de tres períodos”, también llamada de tres tiempos,  para presentar al niño nuevos conceptos, ideas o vocabulario.

A continuación una breve explicación de esta lección.

Primer Período. Se presenta el lenguaje al niño.

Segundo Período. Ayuda al niño a desarrollar la memoria auditiva y consiste en que el niño señale (o manipule) objetos después de un indicio verbal.

Tercer Período. El niño utiliza el lenguaje aprendido para referirse al objeto cuando se le pregunta. En este período la guía verifica si el niño asimiló el nuevo concepto.

http://www.youtube.com/watch?v=i2YSHSC-DMQ

Visita: www.montessoriqro.com

Lo que se puede y lo que no se puede dentro de un ambiente en el Colegio Montessori de Querétaro

loquesiyloqueno

Uno de los mayores retos que enfrentamos en el Colegio Montessori de Querétaro es aquel que tiene que ver con la creencia de que “en Montessori, los niños hacen lo que quieren”. Esta creencia, por demás infundada, ha dañado la imagen de la filosofía, haciendo creer a los papás, que no existen límites, ni disciplina dentro de un ambiente de trabajo.

Aquí enlisto algunas cosas que se pueden y no  se pueden hacer:

 

 

Lo que se puede

Lo que no se puede

– Los niños tienen la libertad de elegir con qué material trabajar

– No podrá tomar material que no haya sido mostrado por la guía previamente.

– Los niños puede tomar un material y repetirlo las veces que así lo deseen.

– Los niños no pueden tomar el material que esté siendo utilizado por alguien más, tendrá que esperar a que el niño que lo esté trabajando, lo termine y lo regrese a su lugar.

– Los niños tienen la libertad de desplazarse (moverse) libremente por el ambiente.

– No está permitido correr .

– Los niños pueden observar el trabajo de los demás.

– Un niño no puede interrumpir a otro. Para poder observar a otros, el niño debe permanecer en silencio y con las manos atrás.

– Los niños tienen la libertad de platicar dentro del salón.

– No pueden gritar. Deben hablar en tono de voz bajo de tal manera que no interrumpan el trabajo de los demás.

 

 

En el Colegio Montessori de Querétaro estamos convencidos de que un ambiente en donde existen límites  y reglas claras propicia en los niños seguridad y estructura, lo que permitirá el desarrollo de su potencial.

¿Sigues pensando que en Montessori los niños hacen lo que quieren?

 

 

Visita: www.montessoriqro.com

 

¿Qué hace un niño en el primer día dentro de un ambiente en el Colegio Montessori de Querétaro?

El período de adaptación para un niño dentro de un ambiente es fundamental. Cuando un niño entra a Comunidad Infantil o a Casa de los Niños por primera vez, dedicará gran parte del tiempo a observar, algo que se da de forma natural. Reconocerá el ambiente, sus características, a los niños y a sus guías.

La guía debe asegurarse de dedicar la mayor parte de su tiempo a acompañar al niño dentro del ambiente, a reconfortarlo, apapacharlo y guiarlo.  Al empezar el día le dará pequeñas indicaciones de dónde debe sentarse, cómo colgar su suéter, dónde colocar sus cosas, etc. Le dará algunas presentaciones para que pueda trabajar con algún material y lo invitará a que camine por el ambiente para que lo vaya conociendo.

En este tiempo de reconocimiento el niño será invitado a alimentar a los peces, regar las plantas, sentarse en la mesa de observación y pasar un rato en el rincón de lectura.

A la hora de la línea será presentado con todos sus compañeros y se le dará la bienvenida.

La guía también involucrará a algunos niños, si es que no lo han hecho por iniciativa propia, para que le ayuden en algunas tareas y algunas rutinas  que se llevan dentro del ambiente.

Así, conforme pasen los días, la guía irá soltando al niño de acuerdo a sus necesidades, hasta que se sienta seguro dentro de su nuevo entorno.

guiaconniños

Visita: www.montessoriqro.com

Comunidad Infantil, una transición suave entre la casa y la escuela.

La Comunidad Infantil en el Colegio Montessori de Querétaro es un espacio de transición entre la casa y la escuela. Se trata de un ambiente acogedor, armonioso, lleno de objetos familiares, que de alguna manera semeja un hogar.

Esta etapa es crucial emocionalmente para tu hijo. Se trata de la primera vez que el niño pequeño se deprenderá de su mamá o cuidador por un tiempo prolongado y esta experiencia de desapego repercutirá en otras etapas de su desarrollo.

Tomando eso en cuenta, la llegada de los niños por primera vez a la Comunidad Infantil se hace de manera escalonada, es decir, entran los niños que ya estuvieron el ciclo anterior y los nuevos van entrando poco a poco. Tu hijo asistirá desde algunos minutos hasta una hora, dependiendo de la angustia que muestre. Se te pedirá que te quedes cerca del colegio ya que si tu hijo se muestra muy angustiado e inseguro te llamaremos para que pases por él. Al día siguiente alargaremos su estancia unos minutos dependiendo de su estado.  El tiempo se irá alargando con los días de acuerdo con el estado emocional en el que se encuentre tu hijo hasta que logre permanecer el mayor tiempo dentro del ambiente sin angustiarse. La guía se dedicará completamente a tu hijo, lo mantendrá cerca de ella todo el tiempo y lo acompañará a explorar lo que el desee. Lo consolará y apapachará en la medida que el lo permita.

Es importante considerar que los niños a esta edad (a partir de un año) no tienen noción del tiempo y el espacio. Cuando su mamá los deja en la escuela no saben si su mamá regresará o no, y aunque se les afirme que así será, inevitablemente sufrirá de abandono.

La adaptación de cada niño es diferente, puede tomarle desde una semana hasta un par de meses incorporarse completamente al ambiente.

El perfil de las guías de Comunidad Infantil debe ser el de una persona que transmita seguridad, cariño, comprensión y pacienca a los niños que por primera vez estarán en un ambiente desconocido, ya que de alguna manera estará sustituyendo, por algunas horas, la imagen de la mamá o cuidadora.

De esta manera logramos que el niño pase por este período de adaptación de la manera más armoniosa y menos traumática posible.

Aquí compartimos el trabajo de un niño de Comunidad Infantil.

 

Visita: http://www.montesssoriqro.com

 

La Preparación de una Guía Montessori va más allá del curso de entrenamiento

Durante años ha existido la controversia en el ambiente Montessoriano acerca de qué guías son las mejor calificadas. Esta diferencia de opiniones ha llevado a serias confrontaciones entre colegios  e instituciones certificadores, al tal grado que algunas guías Montessori que no poseen un certificado de alguna asociación específica se les niega trabajo en algunas escuelas Montessori.

guía

Les comparto mi experiencia. Fui niña Montessori desde que estuve en el vientre.  Mi mamá, guía Montessori AMI con 33 años de experiencia, fundó un colegio y cuando el momento fue oportuno inicié mi formación como guía dentro de un ambiente de Casa de niños. Mi labor consistía en asistir a una guía AMI. Cuando llegó el momento de decidir mi formación “formal” decidí que el certificado AMS (MACTE) era el que más me convenía. A mi regreso del curso descubrí que la mezcla de las dos visiones enriqueció profundamente mi práctica.

En mi camino en la educación, he convivido con guías que se han acreditado en diversas asociaciones. Mi conclusión es la misma, no importa donde hayas estudiado, lo importante es qué has hecho desde que te formaste. Como toda carrera, ser guía Montessori implica actualizarse constantemente; una transformación fundamental en el SER, que te lleve a guiar a los niños desde una postura espiritualmente renovada. No importa qué institución te haya acreditado; si no lograste transformarte como persona, no serás una buena guía.

Acabo de terminar una maestría en Educación en “Montessori Integrative Learning” y pude conocer a guías de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Noruega, Tailandia y Holanda, cada una certificada por diferentes organismos. Esta convivencia confirmó lo que pensaba; estas guías se han seguido preparando desde que tomaron su primer curso; ahí radica la diferencia.

En el Colegio Montessori de Querétaro nos preocupamos por contratar guías que además de su formación en educación Montessori, tengan estudios relacionados con la educación y el desarrollo infantil. Además de estos requisitos, contratamos personas dispuestas a seguirse capacitando pero, sobre todo, seres humanos preocupados por su propio desarrollo humano, así como por su transformación espiritual al servicio de los niños.

Visita: www.montessoriqro.com

Matrogimnasia y psicomotricidad en Montessori

¿Qué es la Matrogimansia?

Matrogimanasia es el ejercicio físico que es llevado a cabo por el hijo y la madre con la finalidad de fortalecer los lazos de unión de actitud cooperadora así como de las diversas formas de relación madre-hijo.

Es un campo mágico no explorado con suficiencia. Es mágico porque en su entorno confluyen la imagen, expectativas de los padres, la curiosidad y dinamismo de los hijos, a través de actividades y ejercicios realizados en una sesión o rutina de trabajo, acompañado generalmente de música.

Surge en Alemania a partir de los trabajos que realizo Hermann Onhesorge y que Helmut Shultz retoma sus aportaciones proponiendo un trabajo especial para la ejercitación madre-hijo, ideando ejercicios gimnásticos y actividades recreativas sencillas y prácticas que son válidas realizarlas en la escuela y en el hogar por su facilidad de aplicación. Así la matrogimansia, término que le da el Instituto de Educación Física de Madrid a la gimnasia para madres e hijos, está comprendida en el marco de la gimnasia básica y en la teoría de la educación psicomotriz, la cual comprende el desarrollo del niño en relación con su esquema corporal.

¿Qué es la psicomotricidad?

La psicomotricidad permite el desarrollo integral del niño a través de la interacción del cuerpo con el medio externo; de esta manera el movimiento y la persona se relacionan y activan para llevar al niño a un desarrollo total y al equilibrio en sus dimensiones: motriz, afectiva, cognitiva y social. Busca desarrollar las capacidades motrices del niño a través de la exploración del cuerpo y la interacción con el medio ambiente.

La educación psicomotriz, según Pierre Vayer permite lograr en el niño:

A. El desarrollo corporal (motriz), relacionado al control del movimiento en sí mismo.

B. Desarrollo mental (cognitivo), un buen control motor permite la adquisición de nociones básicas.

C. Desarrollo emocional (social y afectivo), un niño que puede moverse y descubrir el mundo es un niño bien adaptado y feliz.

Vayer, plantea que la educación psicomotriz debe ser pensada en función al niño, es decir, a su edad, a sus intereses, a sus necesidades y no en función a objetivos técnicos específicos (como aprender a leer), ni en función a postulados (teoría no directiva) ni en función a ciertas tradiciones.

Matrogimnasia y la Filosofía Montessori:

El trabajo de María Montessori está basado en la observación científica del niño. En sus observaciones, Montessori, llegó a la conclusión que la absorción del ambiente por parte del niño que se da en los 6 primeros años de vida está íntimamente relacionada con el movimiento. La necesidad constante de movimiento por parte del niño será la responsable de llevarlo a la exploración y el descubrimiento , por lo tanto, al aprendizaje.

Obedeciendo a este principio de movimiento, los ambientes Montessori está diseñados físicamente para que el niño se displace constantemente de un lugar a otro y no se mantenga sentado en la misma postura por horas.

Todos los materiales diseñados por María Montessori requieren de la psicomotricidad del niño y su perfeccionamiento.

Tu hijo está expuesto a la “manipulación” e interacción de materiales todos los días, este trabajo lo llevará al desarrollo y perfeccionamiento de psicomotricidad gruesa y fina.

En el Colegio Montessori de Querétaro, complementamos este principio de movimiento con actividades como Matrogimnasia.

Visita www.montessoriqro.com para conocer más sobre el Colegio Montessori de Querétaro o búscanos en facebook.com/cmontessoriqro

Creando una conciencia de comunidad

En 1984, María Montessori escribió: “Si la educación se sigue considerando como una simple transmisión del saber, poco se puede esperar de ella en cuanto al futuro del hombre. ¿Pues, de qué sirve transmitir el saber si se descuida el desarrollo total del individuo?… El niño está dotado de poderes desconocidos, que pueden encaminarnos hacia un futuro radiante. Si verdaderamente deseamos un nuevo mundo, entonces la educación debe tomar como su objetivo el desarrollo de estas potencialidades ocultas”.

Un ambiente Montessori se crea para que el niño se permita desarrollar todas sus potencialidades, pero el trabajo no termina en el ambiente. Como adultos debemos complementar el trabajo que se hace en el Colegio, con una educación universal en donde a nuestros hijos les mostremos las diferentes realidades que vivimos en este mundo y la manera como cada individuo influye en ellas.

En Taller (primaria), el niño empieza a tomar consciencia de la comunidad a la que pertenece. Es una edad en donde se cuestionan el por qué y para qué de las cosas y muy importante: comienza la formación de su propia moral y los conceptos de justicia e injusticia.

Este es el momento ideal para fomentar en el niño su espíritu  de ayuda y colaboración. Desarrollar en él la conciencia por un interés común más allá del individual y fortalecer el desarrollo de su moral. Como padres y educadores debemos aprovechar esta etapa en el desarrollo de nuestros niños, pues los estamos preparando para que el día de mañana se conviertan en agentes de cambio y marquen una diferencia desde ellos mismos como individuos, en su familia, en su comunidad, su nación y su mundo.

En el Colegio Montessori de Querétaro, dentro de la base de la Filosofía Montessori, tratamos de complementar el trabajo que se lleva dentro de un ambiente con actividades que desarrollen la conciencia de comunidad en nuestros niños.

Visita www.montessoriqro.com o facebook.com/cmontessoriqro

A %d blogueros les gusta esto: