Canal RSS

Archivo de la categoría: Uncategorized

Exploración y Conocimiento del Medio en el Colegio Montessori de Querétaro

María Montessori creía que eran necesarias dos cosas para que los niños crecieran y se convirtieran en seres humanos de paz: el conocimiento y la  conciencia de la interdependencia entre todos los seres que habitamos el cosmos y el sentido de gratitud que proviene de la misma.

Es a través de esta educación Cósmica, que los niños reciben lecciones que les permiten desarrollar esa conciencia y gratitud hacia las generaciones previas y a los beneficios recibidos. A través de diversas experiencias, los niños están expuestos no solamente a la convivencia con humanos, sino a todo tipo de formas de vida y elementos en la naturaleza, animales (existentes y extintos), plantas, rocas, océanos, bosques e incluso moléculas de partículas atómicas.

Gracias a estos aprendizajes, los niños desarrollan un sentido de importancia, propósito y responsabilidad que llevan a su vida adulta y que les permite elegir una vocación que los haga sentirse plenos.

 

 

Visita: http://www.montessoriqro.com

10 principios Montessorianos para llevar a casa

Me gustaría compartirles algunos principios fundamentales Montessorianos para que practiquen en casa. Estos principios son relevantes para cualquier niño en edad preescolar.

1. Debes SEGUIR al niño. Este es el más importante principio de todos y debe seguirse a cualquier edad. Debemos respetar y honrar el interés y la necesidad de cada uno de nuestros hijos.

2. Dale a tu hijo la libertad de explorar en espacios cerrados y abiertos por igual, siempre y cuando sea seguro y utilice esa libertad de manera positiva.

niñosnaturaleza

3. Dale a tu hijo la oportunidad de utilizar las manos tanto como sea posible. Tu hijo debe estar expuesto a todas las experiencias concretas que tengan que ver con el uso de sus manos para después lograr la abstracción de conceptos.

4. Promueve todo tipo de ejercicios de Vida Práctica y Sensorial. Estos ejercicios promueven su independencia, coordinación, concentración y orden. Además, estos ejercicios son una preparación indirecta para otras áreas de aprendizaje como matemáticas y lenguaje.

DiegoCI

5. Ten utensilios y materiales de su tamaño a la mano en cajones y estantes de fácil acceso, esto promueve la repetición de ejercicios.

6. No interrumpas sus ciclos de trabajo (o juego).  Dale la oportunidad de ir construyendo períodos de concentración cada vez más largos.

7. Evita los premios y castigos. Dale la oportunidad de reconocer su propio esfuerzo y de sentir satisfacción después de lograr una tarea.

8. Muéstrale cómo. Cuando no sepa cómo utilizar algo, hazle una demostración con secuencia de pasos. Que tus movimientos sean lentos y precisos.

9. Que el ambiente que lo rodea sea ordenado y atractivo. El orden externo promueve el orden interno y la inteligencia.

juguetesorden

10. Cuando le ofrezcas una actividad nueva,  revisa que aisle una sola dificultad (si se trata de clasificar colores, que solo sea esa cualidad. No incluyas cualidades como tamaño y  forma en el mismo ejercicio). Cuando se trata de una sola dificultad el error será tan evidente, que lo detectará solo.

Visita: http://www.montessoriqro.com

http://livingmontessorinow.com/2011/03/08/top-10-montessori-principles-for-natural-learning/

Alimentación y salud: los cambios que han ayudado a mi familia

Con tantos alimentos altamente procesados que se ofrecen en el mercado, adquirir comida sana parece imposible. Preocupada por mi salud y la de los míos me he dedicado a leer e investigar un poquito y les quiero compartir algunas cosas que espero le sirvan para que en casa coman mejor.

frutas

– Opto por lo orgánico. La comida orgánica es cada vez más accesible en precio y más fácil de conseguir. Además, si le quitas proteína animal a tu cuenta de super y le subes al consumo de frutas y verduras, verás que gastas menos.

– Evito: harinas y azúcares refinados, leche de vaca y carne roja tanto como puedo.

– Decido mantener un consumo 80-20 para mi familia. 80% lo más natural posible y 20% procesado.

– Cuando elijo un producto, no checo la tabla nutrimental sino los ingredientes. Si tiene más de cinco y alguno no lo puedo pronunicar fácilmente, no lo compro.

– Cocino con aceite de coco.

– He incorporado a la dieta de la familia jugos verdes y smoothies.

– Con mucha resistencia, al prinicipio, me he metido más a la cocina y me he sorprendido de lo sencillo y barato que ha resultado experimentar con recetas más naturales.

– Un día a la semana comemos sin carne: ninguna, ni pescado, ni pollo.

– Trato de darles snacks naturales a mis hijos entre comidas: amaranto, nueces, frutas secas, frutas y verduras frescas, etc.

– No hemos dejado de consumir harinas ni chocolate, simplemente los sustituyo por harina orgánica integral (o avena) y por cacao natural.

Con estos sencillos pasos la salud de mi familia está cambiando, además he notado cambios muy positivos en mi cuerpo. Ojalá que les sirvan.

 

Visita: http://www.montessoriqro.com

El difícil rol de mamá

Hoy en día para las mujeres es cada vez más difícil encontrar el equilibrio entre la vida profesional y la personal. Las mujeres de hoy además de tener un trabajo, debemos ocuparnos de la casa, los hijos y el marido.

mamátrabajadoraCuando nos convertimos en mamás, todos estos compromisos suelen abrumarnos y terminamos por entregarnos por completo a todas estas labores y poco a poco nos vamos olvidando de nosotras mismas. Nos desdibujamos.

A través de mi experiencia como mamá de dos, puedo decir que mis hijos vibran en la misma frecuencia a la que yo vibro, es decir, si yo estoy frustrada o malhumorada, seguramente lo proyectaré de alguna manera a mis hijos. Una vez que tomé conciencia de esto, me fue más fácil dejar ir ciertas cosas que me hacían estresarme y cultivar otras que me hacen feliz.

       Renuncié a tener una casa reluciente e impecable. Con la llegada de los niños, es IMPOSIBLE mantener un hogar ordenado al 100%. Dejar ir esta idea me ayudó a manejar mejor el estrés de ver la casa regada.

       Regar mi vida social. Ver a mis amigas, tomar café, salir a cenar, en fin, convivir con adultos e intercambiar ideas que no tienen que ver con mamilas, pañales y berrinches me ayuda a entender que no solamente soy mamá, también soy persona, soy mujer.

       

Replantear prioridades. Así pude entender y enfocar mi tiempo y mi energía a lo que considero importante. Veinticuatro horas no parecen suficientes cuando tienes hijos pequeños pero entender lo que importa me ayudó a dejar de sentirme frustrada por lo que no alcanzaba a hacer.

       Tiempo para mí. Dedicar unas horas del día a hacer algo que me hace feliz, me ayudó a estar mejor. Dedico tanto tiempo a las necesidades de los demás (jefe, hijos, marido) que cuando me daba un tiempo para mí, hasta me sentía culpable. No más, ahora me dedico por lo menos una hora diaria SOLO a mí.

Estas pequeñas modificaciones me han permitido tener una mejor relación con mis hijos. Al final del día, comprendo que si yo estoy bien, mis hijos estarán bien.

Visita: http://www.montessoriqro.com

Experimentos sencillos para niños preescolares

Hay muchas actividades relacionadas con ciencias que pueden hacer en casa.

Juegos con imanes

imanes

Consigue un imán, de preferencia uno grande. Recolecten varios objetos pequeños en una canasta, asegúrate de que algunos de estos objetos estén hechos de hierro para que el imán los pueda atraer. Escriban dos tarjetas: una que diga SI y otra que diga NO, o también puede ser una que diga “MAGNÉTICO” Y “NO MAGNÉTICO”. Pídele a tu hijo que utilice el imán para observar qué objetos son atraídos hacia este y cuáles no. Colóquenlos debajo de la tarjeta correspondiente.

Vivo y no vivo

Llenen una canasta con juguetes, objetos, tarjetas con fotografías y demás seres u objetos que represente una forma de vida viviente (orgánica) y otra no viviente (inorgánica). Preparen una tarjeta que diga “viviente” y otra que diga “no viviente”. Pídele a tu hijo que coloque los objetos debajo de la tarjeta correcta.

Flota o se hunde

 flotaosehunde

Recolecten varios objetos, algunos que sepas que flotarán y otros que no. Invita a tu hijo a que se anticipe y diga qué objeto flotará y por qué y que objeto se hundirá y por qué. Prepara un bol grande de vidrio con agua, una charola que tendrá todos los objetos y dos recipientes más para separar los que se hunden de los que flotan.

Pon estos ejercicios sobre una mesa de trabajo especialmente destinada para el propósito de experimentos. Deja lo necesario listo sobre esa mesa para que tu hijo pueda regresar a ella cada vez que quiera. Por ejemplo, deja el bol con agua y los objetos mezclados en la charola para que tu hijo pueda regresar al ejercicio las veces que quiera.

Visita: http://www.montessoriqro.com

Crea un museo natural en casa con tus hijos

La mayoría de los niños sienten un fuerte deseo de llevar algunas muestras del mundo natural a casa. ¿No sería genial adaptar un espacio para estos objetos dentro de casa? Puede ser desde una mesa de observación, un mini acuario o un terrario que albergue insectos, escarabajos, ranas, tortugas y otros pequeños animales que puedan ser explorados y después liberados.

Estos objetos pueden ayudar a crear ese espacio natural en casa para los niños:

 

  • lupa
  • microscopio
  • un micrófono para que amplifique los sonidos de algunos animales
  • cajas o botellas de vidrio (la de mermelada grande son una buena opción)
  • terrario
  • granja de hormigas
  • un pequeño acuario
  • jaula para aves
  • caja para grillos
  • libros donde los niños puedan identificar el animal que han traído
  • etiquetas para escribir el nombre del animal y/o las plantas recolectadas

large_kids-nature

De esta manera pueden estudiar flores, comparar las diferencias entre especies, contar pétalos, estambres; identificar sus partes, etc. Pueden recolectar frutos de algunos árboles, bellotas e incluso hojas que hayan caído, podrán clasificarlas por tamaño, forma o color.

Si tu hijo es mayor, quizá podría llevar un diario con sus observaciones en casa y cuando sale a recolectar objetos y animales. Una buena idea es que antes de que el animal o planta se vaya de casa de regreso a la naturaleza, los niños los dibujen o fotografíen para recordarlo.

 

 

Visita: http://www.montessoriqro.com

Fuente: Seldin, T. How to Raise an Amazing Child the Montessori Way. New York. DK Publishing.

 

 

Cómo alentar una imagen corporal sana

Conforme la adolescencia se acerca, es común y natural que los niños muestren mayor interés por la apariencia (la propia y la del resto). En esta etapa ocurren grandes cambios y eso lleva a que sean más conscientes de cómo se ven y cómo los perciben los demás.

El desarrollo de una imagen corporal saludable se produce con el tiempo. Puede recibir la influencia de las experiencias y ser moldeada por las opiniones de los demás y los mensajes culturales.imagencorporal

La imagen corporal puede ser especialmente vulnerable durante los años de la preadolescencia y la adolescencia porque la apariencia cambia mucho y los mensajes culturales que exacerban la insatisfacción pueden ser muy fuertes. Recibir críticas o bromas sobre la apariencia puede ser especialmente dañino a esta edad.

Los preadolescentes y los adolescentes suelen comparar su apariencia con la de los demás o con las imágenes “perfectas”  que muestran algunos medios. Cuando el adolescente se compara con estas imágenes irreales, es muy común sentirse insatisfecho con alguna cuestión relacionada con la apariencia.

A medida que los adolescentes maduran mental y emocionalmente, desarrollan una imagen propia más compleja, que incorpora sus intereses, talentos, cualidades únicas, valores, aspiraciones y relaciones. Pero durante los primeros años de la adolescencia, la imagen que les devuelve el espejo constituye una gran parte de su imagen propia.

Mejorar la imagen corporal

Mientras los preadolescentes prueban diferentes estilos, los padres podemos ayudar dando nuestra aprobación y apoyándolos, transmitiendo mensajes positivos y fomentando otras cualidades que mantengan a la apariencia en su verdadera dimensión. No olvidemos:

  • Aceptar y comprender. Reconocer que la preocupación sobre la apariencia es una parte de la adolescencia, al igual que el cambio de voz y aprender a afeitarse. Por más frustrante que resulte que monopolicen el baño, tratemos de evitar criticar a los niños por preocuparse sobre la apariencia. A medida que crecen, la preocupación sobre la apariencia dejará de dominar su vida.
  • Hacer muchos elogios. Tranquiliza tu hijo sobre su apariencia y sobre todas las demás cualidades importantes. Aunque parezca que no lo notan o no les interesa, simples afirmaciones como “tu sonrisa es hermosa” o “esa camisa te queda bien”, sí les importan. Apreciar las cualidades y capacidades físicas ayuda a construir una imagen corporal saludable.
  • Hacer elogios también sobre su parte interior. Menciona abiertamente las cualidades personales que te encantan de tus hijos. Tranquilízalos cuando expresen inseguridad. Si escuchas “Odio mi cabello” o “Soy muy chaparra”, ofrece un contraargumento valioso.
  • Hablar sobre el significado de la apariencia.
  • Establecer límites razonables. Se paciente, pero también establece límites sobre la cantidad de tiempo que tus hijos pueden dedicar a arreglarse y vestirse.
  • Ser un buen modelo. La manera en que hablas de tu propia apariencia es un poderoso ejemplo. Quejarse o preocuparse constantemente por la apariencia enseña a los niños a tener la misma mirada crítica sobre ellos mismos. Casi todos estamos insatisfechos con ciertas cuestiones sobre nuestro aspecto, pero en su lugar, habla sobre lo que tu cuerpo puede hacer, no sobre cómo luce.

Tener una imagen corporal saludable y positiva significa sentir agrado por el propio cuerpo, valorarlo y estar agradecido por sus cualidades y capacidades. Cuando los padres cuidan y valoran su propio cuerpo, enseñan a sus hijos a hacer lo mismo.

Visita: http://www.montessoriqro.com

Extraído de: http://kidshealth.org/parent/en_espanol/emociones/body_image_esp.html#

Cómo hablar con tu hijo sobre la pubertad

pubertadLos medios de comunicación han hecho que los niños estén expuestos a mucha información acerca del sexo y las relaciones. Para cuando llegan a la pubertad, la mayoría, ya están familiarizados con algunos conceptos. Hablar sobre la pubertad sigue siendo una tarea de vital importancia para los padres, ya que son una fuente fiable.

Infórmate y lee acerca de la pubertad. No esperes a que tu hijo se acerque con preguntas sobre los cambios en su cuerpo ya que quizá nuca lo haga, especialmente si no sabe que puede hablarte de esos temas.

Lo ideal es que los padres platiquemos con nuestros hijos sobre los cambios que ocurren en el cuerpo a medida que crecen. Es importante responder de forma honesta, abierta y directa desde los primeros años.

Para cuando un niño alcanza los 8 años, ya debería saber cuáles son los cambios físicos y emocionales que experimentará en la pubertad. Tomemos en cuenta que algunas niñas, ya utilizan brasier a esta edad e incluso han tenido su primera menstruación.

En general, los niños entran a la pubertad un poco más tarde que las niñas, usualmente a los 10 o los 11 años, pero podrían empezar a desarrollarse sexualmente o tener su primera eyaculación sin parecer mayores o sin antes desarrollar vello facial.

Es importante que las niñas también se informen sobre los cambios por los que pasan los niños y que los niños aprendan sobre los cambios que afectan a las niñas.

Es importante que le expliques a tu hijo que los cambios que se experimentan en la pubertad son normales. El acné, los cambios de humor, las olas de crecimiento y los cambios hormonales -todo ello forma parte del crecimiento y todos pasan por ello, aunque no al mismo ritmo.

Aspectos básicos que tu hijo debe saber:

  • Las chicas adquieren una forma más redondeada, especialmente en las caderas y piernas.
  • Los senos de las chicas se hinchan y luego aumentan de tamaño.
  • Las chicas y los chicos empiezan a tener vello púbico y vello en las axilas, y el de las piernas es más grueso y oscuro.
  • En el chico el pene y los testículos aumentan de tamaño.
  • Los chicos tienen a veces poluciones nocturnas, es decir, eyaculan mientras duermen.
  • Una vez al mes, el revestimiento uterino de las chicas se llena de sangre para prepararse para un óvulo fecundado. Si no se produce la fecundación, se producirá el período. Si se produce la fecundación, la chica quedará embarazada.
  • El período puede durar de 3 días a una semana y las chicas pueden utilizar toallas o tampones para absorber la sangre

Visita: http://www.montessoriqro.com

Fuente: http://kidshealth.org/parent/en_espanol/crecimiento/talk_about_puberty_esp.html?tracking=P_RelatedArticle#

Cómo lidiar con los berrinches

Los berrinches son típicos entre los niños menores de tres años, aunque existen casos en que estos perduran en otras edades como una manera de obtener lo que quieren. Los niños generalmente harán un berrinche porque están muy cansados, irritables, hambrientos, enfermos o abrumados emocionalmente.  Conforme el niño crece, los berrinches podrán ser, también, una manera de poner a prueba límites o simplemente generar una reacción en el adulto.

Parece como si los niños escogieran los peores momentos para hacer un berrinche. Puede ser que estés conduciendo el auto, comiendo en un restaurante, comprando el super o en casa de amigos. La tendencia natural como padres es querer hacer algo de inmediato, que el berrinche pare porque nos sentimos avergonzados y estresados. En lugar de reaccionar de esa manera, deberíamos recordar que el berrinche significa algo, y que lo único que funciona es llegar al fondo de la causa y abordar las necesidades de nuestro hijo.

Tipos de berrinches

Existe una gran diferencia entre un berrinche en un niño que se encuentra cansado, hambriento o enfermo y aquel hecho por un niño que está enojado, frustrado y poniendo a prueba los límites. El primero, requiere determinar la causa, permanecer calmado y ayudar al niño con comida, descanso y consuelo.

El segundo tipo de berrinche es como cualquier lucha de poder. Se trata del intento de tu hijo de ejercer cierto control en alguna situación en la que se siente impotente. A través del berrinche, el niño está tratando de comunicarnos algo.  Hay que mantener la calma, no engancharse y tratar de descifrar el mensaje oculto. A veces los padres no escuchamos a nuestros hijos, y el berrinche puede ser la manera de pedir que nos detengamos y escuchemos lo que tienen que decir.

¿Cómo lidiar con los berrinches?

  • Algunos niños tienen dificultades con las transiciones y eso puede llevar a un berrinche. Por ejemplo, si estás en el parque, avísale a tu hijo, de manera anticipada, que tendrán que irse pronto. “Nos vamos a ir del parque en 10 minutos. ¿Te gustaría volverte a subir a la resbaladilla?”
  • Si tu hijo está poniendo a prueba los límites, mantente calmado y evita engancharte en sus argumentos. Habla con él en voz suave y dile que entiendes que esté enojado pero que la regla no se romperá. “Entiendo que te quieras quedar en el parque, pero tenemos que ir a casa a cenar”.
  • Si has estado hablando por mucho tiempo con alguien durante la comida o en el teléfono, asegúrate de darle mucha atención a tu hijo cuando termines.

Algunos tips para evitarlos

  • Pídele a alguien que cuide de tu hijo mientras vas al super, si has detectado que ahí hace berrinches de forma frecuente.
  • Explícale lo que hay planeado para el día y manten ese orden.
  • Explícale los límites. Si, por ejemplo, suele hacer berrinches en la tienda porque quiere algun juguete, aclárale antes de llegar a la tienda que no se lo vas a comprar.
  • Evita los golpes. Esta es la manera más segura de enseñarle a ser violento con otros.
  • No trates de contener físicamente a un niño en medio de un berrinche, a menos de que ponga en peligro su seguridad.
  • No recurras a premios o castigos. Cuando un niño está siendo irracional, estos recursos no funcionan y pueden agravar la situación.
  • No discutas. No se puede llegar a algo cuando la otra persona está bloqueada.
  • No avergüences a tu hijo o ridiculices su comportamiento.
  • No intentes lidiar con un berrinche en público. Lleva a tu hijo a un lugar en donde puedan estar solos y hablar en privado.

Visita: http://www.montessoriqro.com

Fuente: Seldin, T. (2006). How to Raise an Amazing Child, the Montessori Way. New York. DK Publishing.

A %d blogueros les gusta esto: