Canal RSS

Terrores Nocturnos

La mayoría de los niños experimenta terrores nocturnos que por lo general desaparecen cuando crecen y no causan ningun daño a largo plazo.

Los terrores nocturnos son diferentes a las pesadillas.

Un niño que experimenta terror nocturno puede gritar, moverse agitadamente y no reconocerte mientras lo consuelas. Este fenómeno ocurre cuando salen de un ciclo de sueño profundo. Tu hijo no está totalmente despierto durante estos episodios y no recordará el evento a la mañana siguiente.

terror nocturnoLos terrores nocturnos son comunes en niños entre los tres y los ocho años. Usualmente estos niños gritan, se retuercen o mueven con pánico e incluso se bajan de la cama, tienen los ojos abiertos pero no están totalmente despiertos.

Los terrores nocturnos son más comunes en niños en cuyas familias existe un antecedente de terrores nocturnos o sonambulismo.

Un ataque de terror en la noche puede ser ocasionado por:

  • Cualquier cosa que aumente la cantidad de sueño profundo en el niño como cansancio, fiebre o algunos medicamentos.
  • Cualquier cosa que  haga que tu hijo se despierte de un sueño profundo como exitación, ansiedad o ruidos repentinos.

¿Qué hacer?

Lo mejor que podemos hacer cuando se presenten estos episodios es mantener la calma, esperar a que pase asegurándonos de que el niño esté seguro.

Un episodio de terror nocturno puede causar angustia a quien lo observa pero no causa ningun daño al niño. No debes intentar despertarlo. Puede ser que tu hijo no te reconozca y se altere aun más si tratas de consolarlo.

Una vez que el episodio terminó, podrías despertarlo y, de ser necesario, alentarlo para que vaya al baño antes de volver a la cama.

Si tu hijo regresa rápidamente al sueño profundo, quizá tenga otro episodio. Asegurándote de que está totalmente despierto antes de volverse a dormir puede romper el ciclo.

Tu hijo no recordará el episodio a la mañana siguiente pero sería bueno platicarlo con él para tratar de encontrar si existe algo que le preocupe o le cause ansiedad. Una rutina relajante antes de ir a la cama es de mucha ayuda.

Si el terror nocturo es frecuente y ocurre a una hora específica cada noche, quizá despertarlo rompa el ciclo. Despierta a tu hijo 15 minutos antes de la hora en la que le suceden estos ataques cada noche, durante los siguientes 7 días. Esto puede ayudar a romper el patrón sin afectar la calidad del sueño.

Visita: http://www.montessoriqro.com

Fuente: http://www.nhs.uk/conditions/night-terrors

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: