Canal RSS

Características de un niño de 6-12 años

Conoce sus características y déjate sorprender

La educación entre los seis y los doce años no es una continuación directa de la etapa anterior, pero se basa en dicha etapa. En lo psicológico, cambia decididamente la  personalidad  y, conforme lo ha determinado la naturaleza, durante este período el niño adquiere todo cuanto tenga que ver con la cultura, tal como en la fase anterior había absorbido las impresiones provenientes  del medio. La conciencia, que ha tenido ya un considerable desarrollo, ahora sale expulsada en una dirección determinada, la inteligencia se extrovierte y el niño muestra una predisposición a indagar la razón de las cosas como nunca lo había hecho. Los conocimientos se transmiten  con mucha más facilidad cuando hay entusiasmo por aprender; es por eso que en esta etapa se siembra la semilla de todo, pues la mente del niño es similar a un suelo fértil dispuesto a acoger lo que más adelante germinará en forma de cultura. Pero si en este periodo especial la mente no recibe la atención suficiente o no logra satisfacer sus necesidades vitales, termina por atrofiarse artificialmente, y a partir de entonces se resistirá al conocimiento que se le pueda impartir. Si la semilla se siembra demasiado tarde, ya no quedará ningún interés; sin embargo, a los seis años se recibe toda manifestación de cultura con entusiasmo, y estas semillas que se siembran hoy en el niño crecerían y se expandirían mañana.

Un segundo aspecto de la educación a esta edad está relacionado con la manera en que el niño explora el terreno de lo moral, discriminando entre el bien y el mal. Ya no es receptivo, no absorbe impresiones con facilidad como lo hacía antes; ahora quiere comprender por sus propios medios y no se contenta con aceptar simples hechos. A medida que desarrolla la actividad moral, el niño quiere aplicar su propio juicio de valor, que muy a menudo será muy distinto que el de los adultos.

Una tercera cuestión interesante que se observa en el niño de esta etapa, es la necesidad que lo impulsa a relacionarse con otros, pero no meramente para estar acompañado, sino buscando alguna forma de actividad organizada. Le gusta juntarse con los demás en grupos  por el hecho de que cada uno ocupa determinada posición. Esta es una tendencia natural que hace que la especie humana viva en forma organizada. Cuando al niño de esta etapa se le ofrecen todas las posibilidades de adquirir cultura para que pueda ampliar su panorama y sus ideas acerca del mundo, se formará y desarrollará tal organización.

Un cuarto aspecto el niño de los 9 a los doce años está listo para abrirse al conocimiento del universo en sí. Es por ello que la escuela de esa época debe incluir una exposición del mundo lo más completa  posible, y no ser dividida en unidades aisladas de materias, como se acostumbra actualmente en las escuelas tradicionales.

Un quinto aspecto está ligado en esta etapa a la consolidación de la lecto-escritura que se desarrollará tan naturalmente como lo hizo el lenguaje en el periodo anterior. En esta etapa mientras más conocimientos se pongan a su disposición, más se le estimulará a explorar el lenguaje escrito.

Nos interesan tus comentarios, suscribete a nuestro blog o escribenos en Facebook.

Colegio Montessori de Querétaro, desarrollando el potencial de tus hijos

Visita: www.montessoriqro.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 255 seguidores

%d personas les gusta esto: